Qué ver en Bergamo en un día

Bienvenidos a Bergamo, otra de nuestras paradas en Italia,

Bergamo está situado en la región de Lombardía, al norte de Italia, a unos 50 km al noroeste de Milán y aloja uno de los tres aeropuertos que posee Milán (Bergamo Orio al Serio, Malpensa y Linate), pero a parte de esto, Bergamo es una ciudad preciosa y bastante olvidada.

Bergamo

Tuvimos la oportunidad de poder conocerla una tarde y una noche ya que dormíamos un día en Bergamo para por la mañana salir hacia Cinque Terre (click para leer el post).

La ciudad de Bergamo tiene dos partes muy diferenciadas: la ciudad baja y la ciudad alta. A la Città Alta se puede subir caminando o bien en funicular. El funicular que está situado en la Città Bassa, cuesta al rededor de un euro y medio (depende dónde vayas), es antiguo (tiene más de 120 años) y tiene un encanto muy especial. Desde dentro, mientras subes puedes disfrutar de unas vistas preciosas de todo Bergamo bajo.

Funicular

Vistas funicular

Nosotros, por la tarde subimos andando y aunque el suelo era lava, ¡llegamos hasta arriba! Por la noche fuimos más cómodos y subimos en funicular.

La Città Alta está rodeada por murallas y conserva su estado medieval, con las calles empedradas, de ahí su encanto.

La Città Alta no es muy grande, por lo que en un día se puede ver todo perfectamente bien, perderse por sus callecitas, entrar en las iglesias (que suelen estar siempre abiertas) y beber agua de sus fuentes. El tema fuentes es algo que me pirra, en Italia hay fuentes por todas partes, cosa que en España no suele pasar, ¡punto a aprender!

Nada más salir del funicular y andar escasos metros encontramos la Piazza Vecchia (plaza vieja), con, cómo no, una fuente en el medio. Detrás de la plaza está la catedral de Bergamo, el Duomo, que es un espectáculo de mármol de colores, me recuerda mucho al de Florencia. Y también podemos encontrar la Basílica de Santa María Maggiore.

Flores

En la Piazza Vecchia también hay una una torre con un reloj, llamada la torre cívica. Todos los días a las 10 de la noche hace sonar su gran campana (la más grande de la región de Lombardía) para recordar a sus habitantes que antiguamente la muralla se cerraba a las 10h.

Bergamo

Torre cívica

Andando un poquito más por la calle principal, repleta de pastelerías con polenta (plato típico milanés), tiendas de caramelos y mini tiendas de comida rápida, llegamos a la Piazza della Cittatella. Una plaza monisima con algunos restaurantes.

Piazza

Nosotros solemos entrar en todas las iglesias, porque a parte de que suelen estar siempre abiertas, suelen ser súper bonitas. En particular en Bergamo, me llamaron mucho la atención los suelos, de azulejos blancos y negros, y claro, no pude no hacer una foto…

Por cierto, si vas en agosto a Bergamo, en la cuesta que sube a la Città Alta, ponen un chiringuito al aire libre con música en directo. Además hay una tirolina nocturna no apta para cagonets.

En definitiva y para no aburrirte más, resumiendo: Bergamo es una ciudad muy romántica, empezando por sus calles empedradas, sus flores y terminando por su funicular.

Nos leemos :*

Car.

 


 

Recuerda que puedes seguirme en todas mis redes sociales:

Instagram: @carmenpuentes_

Facebook: @CarmenPuentesGomez

O escribirme a: carmenpuentesgomez@gmail.com

2 Replies to “Qué ver en Bergamo en un día”

  1. Me encanta!!! Muero de ganas de hacer otro viaje por Italia, es que cada rincón es para morirse de amor. Me encantan tus posts!! <3
    http://karime.es/

  2. Que ganas de conocerlo!! Es precioso, tiene un encanto especial 😻

Deja un comentario